Algo le dio un vuelco a mi alma. No sé si fue la situación, el lugar, una persona concreta; o fui yo misma que llevaba mucho tiempo esperándolo y me lo provoqué. Veía un camino lleno de pisadas y, al lado, un precipicio: el vacío. Decidí tirarme a él. 

Durante el salto vi caer lo sobrante al agujero negro que se encontraba bajo mis pies. Sólo fue quedando lo esencial, aquello que no podía caer porque era indispensable para seguir siendo. 

El SALTO es una mirada profunda hacia dentro y, inevitablemente, hacia fuera: es oscuridad y luz, es miedo y libertad, es sexo y es amor.

El Salto /
Amistad Amor Autorretrato Deseo Diario personal Identidad Intimidad Miedo Naturaleza
INFO