';
side-area-logo

EUGENI GAY MARÍN

Equipo
IMG_0507_p
Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIN
Share
Tagged in

Hola!

Me llamo Eugeni y soy de Barcelona, he vivido aquí toda mi vida, pero asiduamente salgo a visitar otra gente y otros lugares del mundo.

Me licencié en biología molecular, pero en seguida vi que aquello de estar encerrado en un laboratorio no era lo mío, a mi me gustaba viajar, conocer, compartir y estar. Así es como entré en el mundo de la fotografía en 2001.

Siempre he centrado mis proyectos en el otro, quiero encontrarme con lo que me produce curiosidad y la cámara es una muy buena excusa para poder hacerlo. Fotografío para entender, aprender y crecer y lo hago siempre ante lo desconocido y lo ajeno.

Por alguna razón que aun desconozco muchos de mis trabajos personales van sobre la fe. No soy persona de fe, pero me han atraído los principales templos Sikhs en India, los lugares de peregrinación católicos, las fes de nuestros días, llámense Messi o grandes templos del consumo, he visto como las victimas del Yak42 perdían la fe en el ejercito y he convivido con los hijos de la Pachamama en el lago Titicaca.

Mientras estaba estudiando fotografía en una de las grandes escuelas de Barcelona me ofrecieron quedarme como profesor, así que se puede decir que llevo todos estos años formándome como docente y fotógrafo. Nunca se deja de aprender.

Al cabo de varios años me di cuenta que no creía en los métodos que se usaban para enseñar y es así como se gestó El Observatorio primero junto a Camilla y después Isa, buscamos una manera cercana de acompañar a los estudiantes en su proceso de aprendizaje y a la vez más acorde con lo que nos encontramos nosotros al salir de la escuela. Teníamos claras 3 cosas antes de empezar, un ambiente muy familiar, una gran exigencia y calidad en los contenidos y colaboradores y no caer en lo que llamo las escuelas “embudo” en el que todo el mundo entra diferente, pero sale igual, teníamos que dar absoluta libertad al alumno para hacer lo que le saliera y quisiera.

No se muy bien como definir lo que hacemos, no somos escuela, pero últimamente hemos encontrado la definición de laboratorio de enseñanza y con esto me siento más cómodo. Un lugar donde aprender, vivir y compartir la fotografía, en definitiva lo mismo que me mueve a hacer fotos.

Mi función dentro de El Observatorio es coordinar casi todo, desarrollar los programas de los cursos y dar clases en varios de los que ofrecemos, aunque mi función principal es llevar el Curso de Fotografía Documental de Autor en el que junto a Camilla acompañamos los proyectos fotográficos de los chic@s durante 9 meses.